Hubo un pleito con uno de mis empleados, quien era el culpable del asunto. Aún así, nos resultó difícil reunir pruebas y argumentos que convencieran a las autoridades para que ganáramos el caso. Contratamos a la firma Un Abogado en Pamplona y logramos ganar el caso en menos de una semana.